Spring permite definir como debe realizarse la gestión de las transacciones de forma declarativa, utilizando los conceptos de la programación orientada a aspectos, al tiempo que ofrece la anotación @Transactional que permite simplificar sobremanera la configuración.

Configuración

La configuración declarativa consiste en utilizar el fichero de configuración XML y definir en él todos los detalles de funcionamiento del gestor de transacciones.

Este tipo de configuración es un poco más avanzada que las realizadas hasta el momento, ya que se basa en el uso de los conceptos de programación orientada a aspectos, aunque ya vistos en esta serie de artículos.

La configuración se explicará en base a un ejemplo de una interface muy sencilla que simula las operaciones más habituales que pueden realizarse sobre la cuenta de un banco:

Y su correspondiente implementación, notando que el método comprobarSaldo eleva una excepción:

Para el fichero de configuración XML se supondrá que ya se encuentra configurado el gestor de transacciones Atomikos visto en un artículo anterior. Por lo que sólo se muestra a continuación la parte de configuración de la programación orientada a aspectos:

Llegado a este punto es tiempo de parar y analizar la configuración realizada. En primer lugar se define un advisor, con un poincut cuya expresión regular casa con la ejecución de cualquier método de la interface CuentaService. Y en segundo lugar se define el advice correspondiente, que hace referencia al gestor de transacciones, e indica que el método comprobarSaldo debe ejecutarse con una transacción de sólo lectura.

Lo que quiere decir todo esto es que Spring detectará automáticamente la ejecución de cualquier método sobre la clase de cuentas, y hará que se ejecuten dentro de una transacción utilizando el gestor de transacciones indicado. Y en particular, el método comprobarSaldo lo forzará a que se ejecute sobre una transacción de sólo lectura.

El último paso de configuración es crear un bean que implemente la interface de cuentas:

Y probar toda la configuración anterior con las siguientes líneas de código:

Para comprobar los detalles de la ejecución se debe activar y consultar el log de la aplicación en modo debug.

En el log se puede ver como el primer método abre una transacción con los parámetros por defecto que termina con un commit:

Y a continuación se puede ver como el segundo método abre una nueva transacción de sólo lectura (readOnly) que termina con un rollback debido a que se eleva una excepción:

La configuración declarativa de transacciones es un tema un tanto avanzado, por lo que es necesario revisar la documentación oficial de referencia para conocer los detalles más relevantes de la implementación que realiza Spring.

@Transactional

Esta anotación permite reducir la cantidad de configuración y código a escribir a la hora de tratar con transacciones. Para usarla hay que añadir la etiqueta tx:annotation-driven en el fichero de configuración para que Spring active el procesamiento de anotaciones de este tipo:

El atributo transaction-manager se puede omitir si el bean gestor de transacciones que se quiere utilizar se llama “transactionManager”, ya que ese es el nombre por defecto.

Una vez activado el procesamiento de anotaciones se puede simplificar todo el código utilizando la anotación @Transactional sobre clases o método individuales:

Como se observa en el último método de la implementación, se pueden añadir todos los parámetros que se necesiten a la anotación para un mayor control de la transacción.

Añadir la línea tx:annotation-driven y usar la anotación @Transactional es equivalente a toda la configuración del apartado anterior usando programación orientada a aspectos.