He cambiado el theme que viene por defecto con Drupal por uno que me he hecho yo mismo. Era la primera vez que hacía uno y, la verdad, me ha costado bastante, dos días enteros de peleas con CSS.

He optado por un estilo muy simple, con apenas cinco colores, y sin imágenes. En especial me ha gustado como ha quedado el menú de la izquierda, con esa línea horizontal debajo de cada enlace sin llegar a cubrir todo el ancho de la columna.

También he activado varios módulos: search, comment y codefilter. Este último detecta las etiquetas <?php y ?> dentro de los contenidos y cambia de color el código fuente.