1) Aprende todo lo que puedas, te hará falta.
2) No presupongas que algo funciona, incluso si lo has escrito tú, o precisamente por eso.
3) Prueba todo siempre tres veces, a la cuarta fallará.
4) Cualquiera puede cambiar los requerimientos, pero el código siempre deberás cambiarlo tú.
5) Documenta tu código, es la única ayuda que recibirás cuando tengas que cambiarlo.
6) Intenta optimizar, apreciarás mejor el trabajo de los demás.
7) Conoce tus herramientas, deberás aprender a vivir con sus errores.
8) El código nunca miente, aprende a decompilar.
9) Internet no contiene todas las respuestas, en algún momento deberás dar la tuya propia.
10) Siempre hay un programador más listo que tú, párate y piensa como él.