Skip to content

personal

10 años en la red

Pues sí, diez años lleva ya esta web en marcha. El último año en blanco, pero de forma intencionada, quería ver si pasado ese tiempo volvería a seguir teniendo ganas de escribir algo, y si tendría algún plan nuevo para la web. Y aquí estoy, escribiendo y con algún que otro plan ya en marcha.

Lo primero que tendría que hacer es cambiar el software con el que funciona la web. Hace mucho tiempo que no actualizo la versión de Drupal (el CMS que utilizo para el blog), y las últimas subidas de versión de PHP y MySQL de mi servidor de hosting hacen que algunas partes de la web, sobre todo de la parte interna de administración y alguna pública como los comentarios, no funcionen ya correctamente.

Mi principal requerimiento es no tener que actualizar manualmente el software del CMS para aplicarle parches de seguridad y actualizaciones importantes, algo que Drupal no soporta de forma nativa y no parece que vaya a soportar en un futuro próximo. Por lo que he estado sopesando un par de opciones. La primera era migrar a una plataforma externa en vez de tener un servidor propio, tipo blogger.com o wordpress.com. Incluso he montado un par de blogs de ejemplo en estas plataformas para ver las interfaces de usuario. La segunda era usar otro software, como el propio WordPress que si se actualiza automáticamente. Incluso he instalado ya una versión en mi servidor de hosting para ver el rendimiento y el panel de administración.

La opción de usar una plataforma externa la he descartado porque el objetivo de esta web siempre fue aprender a base de instalar, usar y adaptar el software según mi necesidad o capricho. Tener el software instalado en otro servidor sin posibilidad de modificarlo hace que el mantenimiento sea prácticamente nulo, pero me limita a la hora de realizar cambios a mi antojo para probar cosas nuevas.

Así que la opción de instalar un nuevo software era la opción más lógica. Lo que hay que hacer sin embargo lleva más tiempo. Instalar el software, configurar las opciones de administración, instalar plugins, elegir un tema, configurar el tema, importar el contenido del blog actual, revisar la importación, desactivar Drupal y activar WordPress.

Blogger
En la imagen que acompaña a este post está una prueba de concepto del estilo que quiero aplicar al blog. Algo muy sencillo en realidad. Los borrones de tinta es de una imagen de fondo de blogger, y que no creo que utilice.

Hay miles de temas disponibles para WordPress y siempre parece que hay alguno que te encaja pero le faltan un par de opciones que te gustaría tener. Al final me veo modificando una plantilla, como de costumbre, algo que querría evitar a toda costa para que las actualizaciones sean más sencillas en el futuro. Probablemente sea la parte que más tiempo me lleve, junto con la migración, ya que me gustaría respetar las urls originales para que no se pierdan todos los enlaces a las páginas ya existentes.

Decálogo del Programador Fatalista

1) Aprende todo lo que puedas, te hará falta.
2) No presupongas que algo funciona, incluso si lo has escrito tú, o precisamente por eso.
3) Prueba todo siempre tres veces, a la cuarta fallará.
4) Cualquiera puede cambiar los requerimientos, pero el código siempre deberás cambiarlo tú.
5) Documenta tu código, es la única ayuda que recibirás cuando tengas que cambiarlo.
6) Intenta optimizar, apreciarás mejor el trabajo de los demás.
7) Conoce tus herramientas, deberás aprender a vivir con sus errores.
8) El código nunca miente, aprende a decompilar.
9) Internet no contiene todas las respuestas, en algún momento deberás dar la tuya propia.
10) Siempre hay un programador más listo que tú, párate y piensa como él.

Octavo aniversario

VelitaOcho años de blog, que se dice pronto. A primera vista parecería que este último año ha sido un poco flojo, ya que apenas he publicado seis posts, pero teniendo en cuenta que la mitad de ellos fueron para anunciar nuevos proyectos terminados, la verdad es que no me puedo quejar.

dart-solitaire: Una versión del clásico juego del solitario escrito en Dart. Hace años, cuando la gente pensaba que JavaScript sólo servía para validar formularios, programé este juego en JavaScript. Me pareció una buena idea hacer una nueva versión en Dart para compararla con la de JavaScript y aprovechar la ocasión para añadir opciones que nunca llegué a implementar la primera vez. Esta vez incluso añadí el famoso efecto de final de partida con las cartas rebotando. Espero ver más “juegos HTML5” implementados en Dart en el futuro.

dart-odbc: Un binding de Dart a ODBC. Es decir, una librería que permite utilizar ODBC desde Dart, de forma que las aplicaciones en Dart puedan conectarse a cualquier base de datos que tengan un driver ODBC, algo que tienen prácticamente el 100% de las base de datos hoy en día. Hacer un wrapper sobre esta librería para ofrecer una API más sencilla, y más “Dart-oriented”, sería un proyecto interesante, sobre todo por que de momento Google no parece tener intención de desarrollar su propio ORM para Dart.

dart-neuquant: Una librería para reducir el número de colores de una imagen sin reducir la calidad de la misma utilizando una red neuronal. Este proyecto fue un desarrollo rápido, ya que prácticamente es un port a Dart de la versión original de la librería que estaba escrita en C. Los resultados son impresionantes, es capaz de reducir una paleta de cientos de miles de colores en otra de apenas 256 colores escogiendo las tonalidades más adecuadas que hacen que la imagen original con la nueva paleta se vea prácticamente igual, aunque ocupando mucho menos espacio por supuesto.

En definitiva, un buen año, tanto técnica como personalmente. Hace ya un año que cambié (otra vez) de ciudad de residencia, y la verdad es que lo estoy disfrutando.

En la ciudad de la luna

He vuelto a cambiar de ciudad de residencia. Esta vez me he venido a vivir a Valencia. Es la quinta ciudad a todo lo largo de mi vida en la que voy a vivir. ¡A ver lo que duro por aquí!

Llevo poco más de dos meses viviendo aquí ya, aprovechando los fines de semana que no llueve para caminar sin rumbo fijo e irme encontrando lugares. Es agradable volver a vivir en un ciudad con grandes avenidas por las que pasear. Y volver a tener el mar cerca es todo un plus.

Como de costumbre durante el periodo de transición, con la mudanza y tal, he estado bastante desconectado del mundillo “online”. Sin Internet en casa, e incluso sin ordenador. A ver si recupero un poco el ritmo y desarrollo algo.

Respecto al blog, hace unas semanas ví que estaban entrando bastante comentarios de spam, así que de momento están deshabilitados. Me tocará perder el tiempo revisando logs, el código del captcha, y cambiando la implementación si es preciso.