Después de la instalación del entorno de trabajo es hora de dar los primeros pasitos con Scala. Lo más básico es conocer las estructuras más sencillas y aprender como definir valores, variables, funciones, métodos, clases, … sin entrar en profundidad en todas sus capacidades.

Values

Un valor, según la definición formal de Scala, es un nombre que se le asigna al resultado de una expresión.

Una vez asignado un valor no se puede cambiar, de forma similar a un variable de tipo final en Java.

Scala infiere automáticamente el tipo de los valores, aunque también permite indicarlos de forma explícita.

Variables

Las variables son como los valores, pero se pueden reasignar. Es decir, son como las clásicas variables presentes en la mayoría de lenguajes de programación.

De igual forma que con los valores, Scala infiere el tipo en función de la asignación, pero se puede indicar de forma explícita.

Blocks

Un bloque es una secuencia de expresiones, de forma que el resultado del bloque es el resultado de la última expresión.

En Scala existe la palabra reservada return, pero no suele utilizarse.

Functions

Las funciones son expresiones que admiten cero o más parámetros.

Pueden ser anónimas, como las expresiones lambda presentes en algunos lenguajes, o estar asociadas a un nombre.

Si el cuerpo de una función necesita más de una línea entonces se utiliza un bloque.

Methods

Los métodos son similares a las funciones, pero declaran un tipo de retorno.

La lista de parámetros es opcional, e incluso se pueden indicar varias listas de parámetros.

Classes (1)

La forma de definir una clase en Scala es similar a la forma en que se hace en otros lenguajes de programación. Una característica interesante es que junto con el propio nombre de la clase se definen los parámetros del constructor.

En el ejemplo, copiado directamente de la documentación de Scala, se observa que se define un método que retorna el tipo  Unit. Este tipo se utiliza de forma similar a como se utiliza void en Java, para indicar que no se quiere retornar ningún resultado. Pero en la práctica es una instancia singleton de tipo Unit, ya que Scala requiere que todas las expresiones evalúen a un valor.

Las clases se instancian utilizando la palabra reservada new.

Case Classes

Las clases de tipo case permiten definir objetos inmutables.

Se instancian sin utilizar la palabra reservada new.

Y se caracterizan porque se comparan por valor.

Lo que quiere decir que dos objetos inmutables creados con los mismos valores son equivalentes, representan dos áreas de memoria inicializadas con los mismos valores, y por tanto intercambiables.

Las clases de este tipo implementan el método copy que permite crear copias de objetos ya existentes variando uno o más de sus valores miembro.

Este método es importante desde el punto de vista de la programación funcional, que favorece el uso de objetos inmutables que carecen de estado interno, y recomienda que se creen nuevos objetos clonando los originales cuando se tenga que modificar alguno de sus valores.

Objects

Un object en Scala es a la vez la definición de una clase y un objeto singleton de dicha clase.

Se acceden a ellos por su nombre, de forma similar a como se accede a los métodos estáticos de una clase en muchos lenguajes de programación:

Traits

Un trait en Scala es una definición de tipo, lo que incluye tanto atributos como métodos.

Una forma simple de entender esta construcción es verla como una interface de Java 8 o superior. Un trait puede heredar de otros, puede tener implementaciones de métodos por defecto y puede hacer un override de los métodos de los padres.

Types

Scala define el tipo Any como padre de todos los tipos, y que por su semejanza con Java, define los métodos equals, hasCode y toString.

Los tipos AnyVal y AnyRef son hijos directos de Any. El primero representa tipos de valores no nulables, y el segundo tipos de referencias.

Los tipos de valores no nulables disponibles son Double, Float, Long, Int, Short, Byte, Char, Boolean y Unit.

El tipo de referencia AnyRef es equivalente a java.lang.Object en Java, y es el padre de todos los tipos propios definidos por los usuarios.

El tipo Null es un subtipo de todos los tipos de referencias, tiene un único valor representado por la palabra reservada null, y normalmente no se utiliza dentro de los programas escritos en Scala, existe más por compatibilidad con Java.

El tipo Nothing es un subtipo de todos los tipos y se utiliza para indicar una terminación o proceso anormal, como por ejemplo el lanzamiento de una excepción o un bucle infinito.

Classes (2)

De vuelta a las clases, comentar que una clase puede contener valores, variables, métodos, tipos, objects, traits, u otras clases. La clase más sencilla que se puede definir es aquella que no contiene ningún miembro.

Todas las clases tienen un constructor sin parámetros por defecto, aunque como ya se mencionó anteriormente, se pueden definir parámetros en la propia declaración de la clase.

Los parámetros pueden tener valores por defecto y hacer referencia a ellos por su nombre.

Para hacer miembros privados se puede utilizar la palabra reservada private, siendo la norma utilizar un guión bajo como prefijo del miembro privado. Para implementar un getter la norma es utilizar un método con el mismo nombre del miembro privado pero sin guión bajo y sin lista de parámetros. Y para implementar un setter la norma es utilizar el nombre del miembro privado pero con el sufijo _=.

Para hacer privados los parámetros del constructor se debe omitir la palabra reservada var o val en su declaración.

Traits (2)

El trait más sencillo que puede definirse es el que no contiene ningún miembro, pero resultan de mayor utilidad cuando tienen tipos genéricos y métodos abstractos.

En el ejemplo, se define la clásica interface para un iterador de tipo genérico A.

Una clase implementa un trait utilizando la palabra reservada extends.

Llegado este punto queda claro que Scala hereda muchas características de Java, pero también que añade muchas propias, en particular para reducir la cantidad de código a escribir y proporcionar algunas estructuras básicas dentro del ámbito de la programación funcional.

Queda mucho por descubrir todavía.